Descubre las ventajas de Cable Management Optical System

1 – MANTENIMIENTO DE LOS CABLES SUBTERRÁNEOS

En los cables subterráneos, el proceso de mantenimiento es muy limitado, ya que las cajas de enlace cruzado y de puesta a tierra normalmente están enterradas y el acceso, en general, no es fácil. Las corrientes que fluyen a través del sistema de puesta a tierra son, sin duda, claros indicadores de la salud de todo el sistema de cables y de la amplitud y fase de la corriente, dan una imagen completa del estado del sistema de cables y del entorno en el que se encuentra, y permiten al ingeniero hacer una comparación útil con lo que se espera según el diseño inicial.

Al medir las corrientes en el sistema CAMOS, es posible identificar desviaciones de la instalación en tiempo real, o trabajar sobre sus datos para mejorar la salud de la instalación mejorando las operaciones y alargando la vida del cable.

2 – LOCALIZADOR DE FALTAS EN CABLES SUBTERRÁNEOS

La localización de faltas en cables es una tarea muy compleja y que, una vez sucede, existen grandes perjuicios para las compañías eléctricas y sus clientes. Al ser instalaciones subterráneas, se hace más complejo tomar medidas para deducir donde se ha producido la falta y poder solucionar el problema en el menor plazo posible.

El sistema CAMOS posee algoritmos propios que, una vez producida la falta, a partir de los valores de cortocircuito de la instalación, deducen en tiempo real el sección menor del cable donde se ha producido la falta así como una estimación de la distancia donde la falta se encuentra dentro de esa sección menor. Pudiendo atender la avería en el menor plazo posible.

3 – DISCRIMINADOS DE FALTAS EN LÍNEAS MIXTAS

En líneas mixtas, donde existen zonas que trabajan en aéreo y zonas que son subterráneas, CAMOS aporta una protección diferencia de línea que permite segregar en que parte se ha producido la fata usando para ello un conjunto de OCT situado en el transito entre líneas.